0

Tu carrito está vacío

Su bebé es adorable, monísimo e... ¿inquieto? No se preocupe. Hemos recopilado 10 consejos que le ayudarán a conseguir que tanto su bebé como usted descansen mejor por las noches.

  1. Asegúrese de que el ritual de buenas noches (baño, pijama, leche y a la cama) sea igual todos los días.
  2. Una canción o un cuento pueden ayudar mucho. Si es algo que siempre triunfa, intégrelo en el orden del ritual de buenas noches.
  3. Acueste a su bebé en el mismo lugar todos los días: así asociará automáticamente ese sitio con dormir.
  4. Compre una luz quitamiedos. Mirar a su alrededor puede tranquilizar lo suficiente al bebé como para dormirse.
  5. Actúe sosegadamente. Los juegos alocados, las visitas o la luz azul del televisor o la tableta hacen más difícil que su bebé se duerma.
  6. Acueste el bebé cuando empiece a mostrar signos de cansancio. Si los bebés están demasiado cansados, la frustración les impide dormirse.
  7. Asegúrese de que el bebé no tenga sed ni hambre, y de que tenga el pañal limpio. Puede dejarlo llorar durante 15 minutos sin problemas.
  8. No meza siempre a su bebé hasta que se duerma; aprender a dormirse es un paso importante en el desarrollo del bebé.
  9. Asegúrese de que su bebé no tenga frío ni calor. La temperatura ambiente ideal es entre 18°C y 20°C. Si la temperatura ambiente no es el problema, seguramente su bebé está demasiado abrigado o demasiado poco.
  10. ¿No hay manera de dormirlo, a pesar de todo? Pues pasee un poco con el cochecito, por dentro de casa mismo. Otra opción es darle una vuelta en coche, pero solo si usted no está demasiado cansado.

Suscríbete