0

Tu carrito está vacío

Llegó el momento de comprar un coche para tu bebé y te preguntas, ¿cuál es el adecuado? Entre diferentes diseños, colores y tamaños, es fácil comprar uno que no sea el indicado para tus necesidades y las de tu bebé. Pero es importante que sepas que siempre hay puntos básicos que un coche debe tener para que tu bebé esté cómodo, pero sobre todo muy seguro, y así ambos disfruten de un agradable paseo.

¿En qué debes fijarte al momento de elegir el indicado? ¡Aquí te contamos algunos tips!

  • Tipo de coche: Si optas por un Travel System, éste ya tendrá incluido el huevito para tu bebé, por lo que también cumple la función de silla de retención para automóviles. Si esta es tu elección, no olvides revisar que el huevito tenga el respectivo sello de certificación.
  •  

    Por otra parte, tienes los coches para paseo, que por lo general son los ideales para niños de hasta 15 kilos, es decir, desde aproximadamente los 6 meses. Pero según la reclinación que tenga, también puede servir para un recién nacido, por lo que debes fijarte en este importante detalle para comprar el ideal para tu pequeño.

     

  • Cinturón de seguridad: Es importante que el bebé esté seguro y cómodo en todo momento. Por eso, existen sillas con tres puntos de sujeción, los que van alrededor de su cintura y entre sus piernas; y el de cinco puntos, que además de los tres anteriores, suma correas para sus hombros. Mientras más puntos de anclaje tenga el cinturón, más seguro podrá viajar tu bebé.
  •  

  • Número de ruedas: Los coches con sistema Travel System tienen 3 ruedas, dos traseras y una delantera, lo que te permite maniobrarlo fácilmente. Pero también están los más clásicos de 4 ruedas. Ambos son efectivos para trasladar a tu pequeño, sólo debes elegir el que más se acomode a ti y a tu estilo de vida.
  •  

  • Frenos: Tan importantes como si fuera un auto. Existen coches con freno en cada una de sus ruedas o un freno único. Intenta probarlos y asegurarte de que las ruedas se inmovilicen cuando estén activados.
  •  

  • Manubrio ajustable: Por lo general, los coches vienen con el manubrio a una altura promedio. Por eso, prefiere aquellos en los que tú puedes regularla y así podrás ajustarlo a tus necesidades. También tienes la opción de elegir entre coches de orientación fija o en los cuales tú puedes determinar si quieres ir viendo o no a tu bebé. En el caso de los recién nacidos, es recomendable que siempre vayan a contramarcha, es decir, mirándote.
  •  

  • Niveles de reclinación del asiento: Si buscas un coche práctico, que te sirva tanto para paseo como para que tu bebé pueda dormir una siesta si estás fuera de casa, entonces este punto es muy importante. Hay coches con diferentes ángulos de reclinación, por lo que debes considerar esta variable para una mayor comodidad de tu bebé.
  •  

  • Cesta: Entre el bolso, la cartera y uno que otro abrigo, la cesta de almacenamiento te facilitará la vida para dar un paseo cómoda y sin cargar peso extra en tu espalda, ¡pero no lo recargues! No olvides que los coches tienen un peso máximo
  •  

  • Toldo: ¿Paseo bajo el sol? Entonces un toldo con protección UV es indispensable para proteger a tu bebé de los rayos. Elije entre un coche con toldo completo, medio o incluso con una ventanilla que te permitirá ir mirando a tu bebé en todo momento.
  •  

  • Tela lavable: Entre juegos y comidas, los bebés inevitablemente manchan su coche. Por eso, y si quieres que siempre esté impecable, te recomendamos optar por alguno que puedas lavar fácilmente por piezas.
  •  

     


    Suscríbete