El agua, su medio natural

El agua, su medio natural

Al observar los movimientos de los recién nacidos, parecen más propios para un medio acuático que terrestre. Los psicólogos especializados afirman que el neonato sabe desenvolverse en el agua instintivamente, debido al “recuerdo” de su estado fetal, donde se encontraba sumergido en el líquido amniótico. También se afirma que las sensaciones que el bebé experimenta en el agua, le resultan familiares debido al tiempo que pasa en la cuna y en brazos.
Al respecto de la importancia del estímulo acuático para los niños, “su importancia reside en el desarrollo de una práctica educativa que se extiende a la relación entre padres e hijos. El fin último de saber nadar garantiza, simultáneamente, una estimulación del ámbito motor muy beneficiosa para la maduración del niño”.
Left Continuar comprando
Tu orden de compra

You have no items in your cart