0

Tu carrito está vacío

Pasear con tu bebé es una experiencia muy grata y necesaria para el desarrollo del pequeño. Una actividad que no solo los hace disfrutar sino que además es sana y saludable para ambos. Pero todavía puede mejorar aún más con estos 3 consejos para pasear con tu bebé y que lo pase increíble.

El bebé necesita que lo saques a pasear un par de veces al día, si las condiciones climatológicas lo permiten. Esta es la manera de que le dé el sol, ya que es necesario para que el organismo del niño produzca vitamina D, la cual hace que el calcio se fije en los huesos.

También salir al aire libre es bueno para el niño porque refuerza su sistema inmunológico y ayuda a fortalecer sus huesos al tiempo que su piel se tonifica. Si a todos estos beneficios le añades que es un estímulo constante y consigue que el desarrollo cognitivo sea más completo, puesto que el bebé entre los cero y los dos años utiliza sus sentidos y la acción para relacionarse con el mundo que le rodea, se convierte en una actividad muy saludable.

1) Cántale

Al bebé le encanta el sonido de tu voz, si además lo unes a la música, será totalmente estimulante. Y si encima le sumas una canción con gestos, lo harás muy feliz y no solo eso, sentirá el ritmo, verá la coordinación de movimientos, conforme crezca aumentará su lenguaje, etc.

Cantarle al bebé estimula distintas zonas cerebrales, lo cual resulta enormemente beneficioso para su crecimiento.

En los momentos en que el bebé está inquieto, el paseo y que le cantes una canción tranquila le servirá para relajarse.

También le sirve para sentirse querido, puesto que a través del tono de voz percibe tus sentimientos hacia él, lo que constituye la base para su futura autoestima.

Por último no hay que olvidar que cantar a ti también te viene genial. No solo porque pases un rato feliz con tu bebé, además cantar ayuda a aliviar el estrés, genera endorfinas, mejora la postura, relaja, el cantar y gesticular para tu pequeño les va a provocar risas y se van a crear momentos que les van a alegrar la vida.

2) Llévalo a zonas naturales o con mucho verde

Además de ser más sano porque el aire es más limpio, suele haber menos ruidos. Los colores y movimientos de los árboles y las flores encantarán a tu bebé y relajará a ambos.

Otra ventaja de pasear, especialmente en los espacios naturales antes indicados, es que se encontrarán con animales, pájaros, perros, etc., lo cual llamará mucho la atención del niño y se divertirá.

3) Háblale

Para el pequeño no hay nada más adorable que el sonido de la voz de su madre. Cuéntale y explícale cosas mientras paseas, se relajarán y crearán un vínculo muy estrecho. Además, recuerda que es otra manera de que se sienta querido.

Otro aporte que le hará disfrutar mucho es ver a otros niños. Una opción estupenda es llevarlo a un parque. Alucinará con el movimiento de los otros pequeños, con sus charlas, con sus risas, con los colores y formas de los accesorios y juguetes. También es una forma de comprobar que no está solo, lo que le servirá para socializar más y mejor en un futuro.

 


Suscríbete